miércoles, 22 de diciembre de 2010

Una NAVIDAD como Papá Noel en Beirut!.

Ha sido tal vez el año más difícil y largo de mi vida. Laboralmente duro, trabajando hasta 39 Hs. Cátedras que me desgastaron y del cual estoy pasando meses sin cobrar parte importante de mi sueldo por problemas administrativos.
Con respecto al Arte, totalmente desencantado con el ambiente local desde el año 2009, artistas que le hacen el caldo gordo al gobierno actual chupándoles las bolas. Sólo hice una muestra en Río Cuarto de las 12 ó 15 que tengo como costumbre de participar. Preferí mirar hacia afuera y proyectarme en Córdoba, Rosario y Capital Federal y sin ganas de seguir exponiendo en Río Cuarto.
Emocionalmente incontrolable, hice todo mal, estuve en lo más profundo del infierno, pero no me arrepiento de nada.
Un 2010 que podría llamarse el año de los traidores, de los sin palabras y de la falta de memoria. El año que viene promete ser igual o peor que éste, con la aprobación del Proyecto de Ley de Educación Nº: 8113, el arte en las escuelas secundarias pierde terreno, afectando a los Profesorados de Artes Visuales, Música y Teatro y también con menos posibilidades de trabajar en lo nuestro.
Vayánse todos a la reputísima madre que los remilparió, a excepción de los pocos que comprenden mi descontento, hasta con la vida.

1 comentario:

Maricel dijo...

Yo se que va a sonar un tanto irónico, pero es la verdad amigo : Empapáte bien en esa crisis de la que hablás, dejáte caer hasta que sientas que no hay mas nada allá abajo. Las mejores obras han surgido de profundas crisis. Es síntesis, como dice el de la portuaria "hacéte amigo del dolor" sin que eso implique resignación. VAMOS QUE SE PUEDE! Un fuerte abrazo Segu.